Publicidad

Lluís Cortés cumplirá este domingo 100 partidos como entrenador del Barcelona, una aniversario amargo dado el clima que se ha generado en Can Barça después de conocerse a través del diario SPORT que las jugadoras han pedido a los responsables del club, a través de sus capitanas, un cambio en el banquillo de cara a la próxima temporada. El desgaste entre ambas partes y la gestión de minutos sobre el verde parecen ser el detonante de este inesperado giro de acontecimientos.

El técnico de Balaguer llegó al club en 2017 procedente de las categorías inferiores de la selección catalana. Entró como analista del cuerpo técnico de Fran Sánchez, pero sustituyó a este cuando fue destituido en enero de 2019. En 888 días como inquilino del banquillo azulgrana, Cortés firma un bagaje de 88 victorias, 4 empates y 7 derrotas con 375 goles a favor y 51 en contra, ganando dos Ligas, dos Copas de la Reina, una Supercopa de España, una Champions League y una Copa Catalunya.

El Barça de Lluís Cortés firma un triplete histórico

De ‘triplete’ en ‘triplete’

Lluís se ha mostrado siempre como un entrenador exigente, estratega y motivador amén de un tipo sencillo con un discurso claro y directo. Con el 1-4-3-3 marca de la casa, Cortés ha sabido conectar el ADN del Barcelona con la calidad de sus jugadoras, maximizando en algunos casos las prestaciones de éstas para el bien colectivo.

Técnico de iPad más que de pizarra (por aquello de pertenecer a la Generación Millenial), ha moldeado y trabajado el equipo a su gusto hasta convertirlo en referente continental. En su primera temporada como técnico no consiguió ganar ningún título, pero convenció a sus jugadoras de que era posible. Llegó a la final de la Champions League, donde cayó con el Olympique Lyonnais, y su crédito aumentó tanto en el vestuario como en los despachos.

Reunión inminente

En su segunda temporada logró un triplete atípico: ganó la Liga suspendida por el COVID-19, apabulló en la renacida Supercopa de España y conquistó la Copa de la Reina en una final que se jugó en el curso siguiente. En su tercera temporada ha firmado un triplete histórico que sólo han conseguido cinco partidos en la historia: ganó la Liga con siete partidos aún por disputar, logró la Copa de la Reina en un formato exprés y conquistó la Champions League convirtiéndose en el primer equipo español que reinaba en Europa.

Sin embargo, los grandes resultados no han podido ocultar una situación incómoda dentro del vestuario azulgrana y el asunto ha trascendido fuera de las cuatro paredes del estadio. Las jugadoras han hecho saber al director deportivo y a los responsables de la sección que creen que ha llegado el momento de un cambio, algo que ha sorprendido por lo inesperado del tema.

Los responsables del club pretenden reunirse en las próximas horas con ambas partes para analizar e tema y tomar soluciones. Cabe recordar que Lluís tiene contrato con el Barcelona hasta el 30 de junio de 2022 y posibilidad de ampliar una temporada por objetivos cumplidos, aunque en estos momentos el futuro del técnico está en el aire.

AD