Lfarmacéutica Pfizer y su socio BioNTech han informado de que su vacuna contra el coronavirus es “eficaz en un 90%”, mientras se encuentra en los ensayos clínicos en la tercera fase, a un sólo paso de pedir que se homologue.

Las compañías han anunciado que en un análisis inicial de los resultados las personas que recibieron dos inyecciones de la vacuna con tres semanas de diferencia experimentaron más de un 90% menos de casos de COVID-19 sintomático que aquellos que recibieron un placebo. Durante meses, los investigadores han advertido que una vacuna podría tener sólo un 60% o un 70% de efectividad.

En el comunicado han indicado que esta eficacia se ha logrado una semana después de la segunda dosis de la vacuna y 28 días después de la primera, según ha señalado Albert Bourla, director Ejecutivo de Pzifer.

“Hoy es un gran día para la ciencia y la humanidad. Los resultados demuestran que nuestra vacuna basada en ARNm puede ayudar a prevenir la COVID-19 en la mayoría de las personas que la reciben. Esto significa que estamos un paso más cerca de brindarles a las personas de todo el mundo un avance muy necesario para ayudar a poner fin a esta pandemia mundial”, ha dicho el CEO de Pfizer.

La vacuna es la primera que se prueba en los Estados Unidos para generar datos de última etapa. Ambas compañías sostienen que de momento no han detectado problemas de seguridad serios y esperan que las autoridades estadounidenses brinden una autorización de emergencia para su uso este mismo mes.

La compañía espera obtener una autorización amplia para el uso del medicamento en personas de entre 16 y 85 años. Para lograrlo, tendría que haber recopilado datos de seguridad de dos meses en la mitad de los 44.000 participantes en su estudio, previsiblemente a finales de noviembre. “Alcanzamos este hito crítico en nuestro programa de desarrollo de una vacuna en un momento en que el mundo más lo necesita”, ha concluido Bourla.

Moderna y AstraZeneca

Otra compañía estadounidense, Moderna, también ha dicho que espera poder presentar una solicitud ante la Administración de Alimentos y Medicamentos a finales de este mes. Ambas empresas han afirmado que prevén suministrar 50 millones de dosis en el mundo en 2020 y hasta 1.300 millones en 2021.

Por su parte, la Universidad de Oxford y la farmacéutica Astrazeneca ven cada vez más cerca el inminente lanzamiento de su prototipo de la vacuna contra el coronavirus.

La semana pasada el director del AstraZeneca aseguró que “a finales del primer trimestre del año que viene, si todo va bien, las vacunas estarán en una fase avanzada de distribución”. La farmaceútica de Reino Unido calcula que a principios de 2021 tendrá unos 3.000 mil millones de dosis de vacunas que confía que se verifiquen efectivas.

Más de mil millones para comprar vacunas

En España, el Gobierno ha reservado 1.011 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado para la compra de vacunas frente la COVID-19. Se trata de una de las principales partidas presupuestarias de Sanidad, junto al programa Marco estratégico de Atención Primaria y Comunitaria, con un fondo de 1.089 millones de euros.