Publicidad

Javi Puado se ha convertido en uno de los jugadores de moda. Ha sido decisivo en el ascenso del Espanyol y el martes debutó con gol con la selección absoluta. La entidad blanquiazul ya le presentó hace semanas una propuesta de renovación, pero está a la espera de una respuesta. Le queda un año más de contrato y tiene una cláusula de 40 millones de euros. De momento, cada día que pasa, el jugador se revaloriza. El entorno del futbolista está tranquilo. Sólo quiere que al jugador se le valore teniendo en cuenta el momento que atraviesa.

El ariete llegó a la cantera periquita en la 2014-15 y empezó a formar parte del primer equipo en la 2018-19 con Rubi en el banquillo. Las oportunidades eran pocas y, en noviembre de 2019 decidió buscar minutos en el Zaragoza, tras la baja de Raphael Dwamena. En ese momento empezó su línea ascendente, su crecimiento y madurez.


En la entidad maña firmó unos meses de ensueño y llegó al Espanyol el verano pasado con la idea de no moverse. Además, el club valoraba que su experiencia en Segunda podía ser clave para ayudar al equipo en el ascenso. Y así ha sido.

Puado ha participado, en liga, en 37 encuentros, 28 de ellos como titular y ha celebrado 12 goles. Además, ha dado ocho asistencias. Ha sido uno de los jugadores de moda de Segunda

Su gran momento como periquito le llevó a la sub 21 y ayer martes debutó con la absoluta… con gol. Puado no faltó a su cita cara a puerta. Jugador descarado, con olfato y sin complejos logró el cuarto de la noche. Además, ha sido uno de los once jugadores de los que se enfrentaron a Lituania que se quedan en la burbuja paralela de la Selección. Puado vive un momento mágico mientras el Espanyol espera respuesta a la oferta de renovación.

Fuente Marca.com

AD