Penya Joventut

Los accionistas del Joventut de Badalona SAD han decidido este jueves no liquidar el club con el 99% de los votos en contra de la desaparición de la entidad.

El presidente del Joventut, Juanan Morales, ha dicho que su consejo de administración se ve “capacitado” para salvar al club en la actual situación “si se desbloquean los pagos comprometidos” con el ayuntamiento de Badalona.

El último obstáculo con el que se ha encontrado la Penya es la exigencia de “un aval líquido” del 120% para recibir la subvención de la fundación Badalona, capital europea del basket, de 450.000 euros aprobada el pasado martes por el Ayuntamiento de Badalona, algo que Morales ha calificado de “inédito”.

“No entiendo la sombra de sospecha que hay sobre la Penya”, ha dicho el presidente verdinegro, que está trabajando con entidades financieras e “instituciones del país” para conseguir el aval que permitiría ingresar los 450.000 euros.

Morales ha explicado que para conseguir liquidez es necesario desbloquear los pagos de la subvención de la fundación y del contrato de patrocinio firmado con el ayuntamiento.

Además, el club está negociando nuevos acuerdos de patrocinio y ha mantenido “conversaciones” con tres inversores para que se hagan “con la propiedad del club” manteniendo dos líneas rojas: que se mantenga el modelo actual basado en la cantera y que el club no se mueva de Badalona.