Publicidad

Araujo se está convirtiendo en uno de los nombres propios de este Barcelona. Cuando Gerard Piqué se lesionó en noviembre sonaron todas las alarmas pero, más de dos meses después, el canterano se ha ganado la confianza de Koeman y el respeto del mundo del fútbol. Se ha convertido en uno de los intocables del técnico y los números le avalan. De hecho, sólo la Juve, y concretamente Morata, ha logrado regatear una vez al uruguayo en los 15 encuentros en los que se ha enfundado la camiseta azulgrana.

Sin duda una estadística demoledora que demuestra que, pese a sus 21 años, es un jugador sólido, seguro y al que no le tiembla el pulso a la hora de ir al corte. Por lo tanto, Morata puede presumir de ser el único que sabe lo que es regatear al uruguayo. Araujo se ha medido a la UE Cornellà en Copa, al Athletic y Real Sociedad, en la Supercopa, a Celta, Sevilla, Levante, Real Sociedad, Valencia, Valladolid, Eibar, Huesca y Athletic, en LaLiga, y a Ferencváros y Juve, en la ida y vuelta, en Champions.

De todos estos rivales, únicamente el conjunto italiano fue capaz de regatear a Araujo y sólo en una ocasión. Unos registros impresionantes para un joven jugador que estrenó este verano dorsal del primer equipo porque el Barcelona no fue capaz de cerrar la llegada de Eric García.

Araujo, además, lo juega todo. Incluso el jueves no entró en las rotaciones del torneo del K.O. contra la UE Cornellà y fue una de las piezas claves. Además de su solidez en defensa, provocó el primer penalti de la noche.

La confianza de Koeman en el joven central es tanta que el uruguayo es el único jugador de la plantilla que ha completado los tres últimos encuentros. Es decir, las prórrogas en la semifinal y final de la Supercopa y el jueves en la Copa. Acumula el nueve días 360 minutos y, salvo sorpresa mayúscula, estará de nuevo el domingo sobre el césped del Camp Nou contra el Elche.