El Barça tenía definida su hoja de ruta para el mercado del próximo verano. La idea era reforzarse con un central y un centrocampista, objetivos que siguen marcados en la secretaría técnica a pesar de los movimientos que se están produciendo en este mercado invernal. Había un tercer refuerzo con el que se estaba trabajando y este era el de un delantero centro.

Luis Suárez cumplirá 32 años antes del comienzo de la próxima campaña y el club era consciente desde hace tiempo que debía ponerse manos a la obra para ir buscando un sustituto. El refuerzo estaba en mente pero dependía de varios factores. Uno de ellos era propiamente el que marcara el mercado. Encontrar a un futbolista del agrado de la secretaría técnica y el entrenador a un precio asequible.

Había, además, otros dos factores ya de orden interno. Paco Alcácer estaba cedido en el Borussia Dortmund y Munir pertenecía a la plantilla azulgrana. De hecho, el club le había ofrecido a este último la renovación por cuatro años. Tanto Abidal como Valverde querían ver la evolución del futbolista. Si hubiera dado un salto de calidad la incorporación del nuevo delantero podría esperar.

Sin embargo, no hay opción para la espera. Por una parte, Munir no seguirá en el equipo la próxima temporada. El futbolista, a través de su agente Francisco Valdivieso, ha comunicado al club que se marchará el próximo mes de junio y ya no seguirá negociando la renovación. Por otra lado, al final de 2018 el Borussia Dortmund compró a Alcácer por 23 millones de euros.

Con estas dos operaciones, el Barcelona se ve abocado a salir al mercado en busca de un ariete. La próxima campaña no puede empezar con Luis Suárez como único delantero centro. La secretaría técnica lleva tiempo peinando el mercado en busca de un jugador que se amolde a las características que busca el club.

En un principio, la idea es que sea un delantero joven con proyección que conviva con Suárez. El uruguayo sigue siendo de manera indiscutible el delantero centro titular en este equipo. Solamente hay que echar un vistazo al rendimiento que está dando en esta temporada. Es el segundo máximo goleador del campeonato por detrás de Messi.

Hay varios jugadores que está siguiendo la secretaría técnica desde hace tiempo como Piatek (Genoa), Pepé (Lille), Maxi Gómez (Celta), Jovic (Eintracht) o Timo Werner (Leipzig). En verano irán a posiblemente a por uno de ellos. La única opción para que se adelantara la contratación en invierno es que Munir se fuera ahora. Pero no parece probable.

Fuente Marca.com

Anuncios