ocho goles en Europa

E8-2 que le ha encajado el Bayern de Munich al Barcelona en los cuartos de final de la Liga de Campeones es un resultado histórico en las competiciones europeas, pues es la primera vez que un histórico como el F.C. Barcelona no sólo recibe ocho goles, sino que pierde por más de cuatro de diferencia. El club culé lleva jugando en Europa ininterrumpidamente desde 1955. Ha disputado 552 partidos y, hasta el choque ante el Bayern en una sola ocasión había recibido más de cuatro goles.

Esa derrota por más de cuatro dianas fue, cronológicamente, la primera goleada recibida por el Barça en Europa. Tuvo lugar en la ida de la final de la Copa de Ferias de la temporada 1961-62 con el Valencia como rival. El club ché dejó decidido el título con un 6-2, anotado por Yosu (3), Guillot (2) y Núñez. Por el Barcelona hizo los dos goles (que fueron el 0-1 y el 1-2) ‘Cabeza de Oro’ Sandor Kocsis.

Hay que irse después 19 años más adelante para encontrar la siguiente goleada. El escenario fue esta vez el Camp Nou y la ocasión, la vuelta de la segunda ronda de la Copa de la UEFA 1980-81. El verdugo, un Colonia cuajado de estrellas (Schumacher, Cullman, Bonhof, Woodcock, Littbarski y Dieter Muller, entre otros), ante el que Alexanko, Quini o Simonsen poco pudieron hacer. Marcaron Strack, Engels, Littbarski y Dieter Muller.

Guardiola y Donadoni. Final de la Copa de Europa de 1994

La siguiente derrota, 13 años después, fue el ‘fin de ciclo’ del Dream Team de Johan Cruyff. El Barcelona disputaba en Atenas la segunda final de Copa de Europa en tres años frente a un Milan que en aquel partido demostró que había completado la transición desde aquel superequipo abanderado por Gullit, Van Basten y Rikjaard. Con Fabio Capello en vez de Arrigo Sacchi en el banquillo y con Boban, Savicevic y Desailly sucediendo a los holandeses, ganaron por 4-0, obra de Massaro (2), Savicevic y Desailly.

La transición desde el superequipo de Cruyff fue, recordemos un tanto dificultosa para el Barcelona. En la temporada 95-96 el Barça ganó la Recopa pero en la 97-98 se quedó en la fase de grupos de la Liga de Campeones. Con Louis Van Gaal en el banquillo y en el campo Vitor Baia, Rivaldo, Figo o Sergi, el símbolo de la debacle fue el 0-4 recibido en el Camp Nou por parte del Dinamo de Kiev, con tres goles de Shevchenko y uno de Rebrov.

Las dos siguientes derrotas llegaron ‘casi’ seguidas, si lo comparamos con el lapso de tiempo existente entre las anteriores. En la temporada 12-13 el Bayern goleó por primera vez el Barcelona: un 4-0 en la ida de las semifinales, obra de Thomas Muller (2), Mario Gómez Robben. Después, ‘sólo’ seis años más tarde, el 4-0 del Liverpool en las semifinales de la pasada Champions. Fue en Anfield, con goles de Origi (2) y Wijnaldum (2) e hizo inútil el 3-0 que el Barcelona llevaba de la ida en el Camp Nou. La siguiente debacle es este 8-2. Un resultado, sin duda, histórico.