España, primera de grupo ‘gracias’ al VAR

Hay que hacerse cruces. Faltaba el milagro, el gol de Maceda en París, el penalti parado de Casillas a Paraguay y apareció con el taconazo de Aspas, salvado por el VAR. Un últiimo minuto de alta tecnología dio a España un liderato inesperado. Esa genialidad de Aspas y un penalti de Irán abrieron un tiovivo. Hasta ese momento, Marruecos destapó el saco de dudas de la selección, intranquila desde el terremoto de la primera semana. El único motivo para la alegría es Isco, que está en otra fase de inspiración. Lo que pasa por sus botas sale con confeti. Espera Rusia, un anfitrión que exigirá una selección diferente. El domingo espera otro Mundial, el de verdad.

Rusia será el rival de España en los octavos de final de este Mundial. La anfitriona, que cayó derrotada ante Uruguay en su último partido de la fase de grupos ante Uruguay, tendrá que verse las caras con una selección española que hizo los deberes con agonía y se quedó la primera plaza del Grupo B. Así las cosas, ambos combinados se enfrentaránel próximo 1 de julio a las 16:00 horas en el estadio Luzhniki de Moscú.

Para empezar, Rusia no podrá contar con Smolkinov. Pese a que no jugó ni ante Arabia Saudí ni ante Egipto, el lateral derecho no estará ante España al ver la cartulina roja. Por lo demás, el seleccionador Stanislav Cherchesov seguirá confiando en su bloque de futbolistas que lograron el billete a los octavos. Golovin, Samedov, Cheryshev, Dzyuba se presentan como pilares fundamentales en el esquema ruso, con estos dos últimos como principales peligros en ataque.

El reto de eliminar al anfitrión

Para los rusos será la primera vez que supera la fase de grupos desde que dejó de jugar como la Unión Soviética (1990)… y a España se le presenta el reto de eliminar por primera vez en la historia de sus Mundiales a la anfitriona: Nunca lo ha logrado (Italia 1934, Brasil 1950, Italia 1980, Francia 1984, Alemania 1988, Inglaterra 1996, Corea y Japón 2002 y Portugal 2004).

Fuente: Marca.com

Anuncios