Publicidad

Misión: adaptarse para caer de pie

El Barcelona vive en estado de euforia desde que sus fichajes invernales aterrizaron. Ferran, Adama o Aubameyang han disparado al equipo de Xavi, demostrando que con retoques pueden volver a tratar de tú a tú a su gran rival, el Real Madrid. Sin embargo, el conjunto azulgrana quiere más, de ahí que el mercado estival se presente agitado.

Muchos nombres suenan, pero dos destacan. Andreas Christensen y Erling Haaland. El primero es el central que tanto ansía el club, todo un campeón de Europa, sobre todo con la duda acerca de Araújo y su renovación. El segundo, el sueño de Laporta, y de todo barcelonista. Pero en el fútbol, dos más dos no siempre son cuatro y, a pesar de parecer incorporaciones ideales, tendrían que adaptarse a una nueva ciudad, nuevo país y, sobre todo, nuevo idioma.

Misión: adaptarse para caer de pie El Barcelona vive en estado de euforia desde que sus fichajes invernales aterrizaron. Ferran, Adama o Aubameyang han disparado al equipo de Xavi

Fuente: Pixabay

Muchos grandes futbolistas han podido explotar sus posibilidades fuera de casa, véase Iago Aspas en el Liverpool o un Trippier que, tras ser campeón con el Atleti, quiso volver a Inglaterra en enero. El factor comunicativo es importante en estos casos, donde una clase de idiomas o unas prácticas para mejorar la pronunciación en línea pueden ayudar en su progreso profesional. Llegado el caso, Christensen y Haaland tendrán que ponerse manos a la obra.

El danés y el noruego se encontrarán con un vestuario multicultural, como es habitual, pero con superávit de jugadores criados en La Masía y varios internacionales con España. Portales y empresas como Preply ponen a disposición del usuario a profesores nativos sin necesidad de desplazarse. Ello las convierte interesantes opciones para la vida de un futbolista de élite. En constante viaje, que el aula sea la pantalla del ordenador puede facilitar el aprendizaje y, por ende, la comunicación con el resto.

El mejor ejemplo es Aubameyang, uno de los recién llegados. A pesar de venir del Arsenal y ser gabonés, tiene familia en Ávila y domina a la perfección el castellano. En el vestuario, además, ha caído de pie, gracias a su amistad con Dembélé. Adama se formó en la cantera del club y ha arrancado como un tiro. Poco hay que decir de un Dani Alves que fue figura del Barça de Guardiola. Mientras que Ferran es o ha sido compañero de selección de los Pedri, Jordi Alba, Busquets y compañía.

Diferente contexto

En ese contexto no aterrizarían Christensen y Haaland, danés y noruego sin experiencia en equipos españoles. De ahí la importancia de tomarse en serio su adaptación idiomática como complemente. Nadie duda que la acogida sería de lo más cálida. Dos grandes jugadores, especialmente Erling, que servirían como guindas de un proyecto al alza. Pero nunca viene mal un empujón extra.

ESTADIO

Fuente: Pixabay

Ya citábamos a Aspas, que es bandera en el Celta y nunca pudo conquistar Anfield, y a Trippier, que ya está de vuelta en las islas británicas tras firmar con el Newcastle. En la calidez del hogar es más sencillo potenciar rendimiento, de ahí que hacer lo más acogedor posible tu estancia en un lugar sea fundamental para triunfar. La ilusión por ganar la carrera por Haaland al Madrid es enorme en Can Barça. Si llega el premio, será el turno del ahora jugador del Dortmund, y el del Chelsea, de demostrar el porqué de ese éxtasis. Erling, al menos, ya tiene casa en Marbella…

Ads